19.ª Feria Internacional
del Libro de Venezuela

Poeta, narradora y dramaturga. Pionera de la Literatura Infantil en Venezuela. Maestra de Preescolar y bibliotecaria en Caracas y en la Creole Petroleum Corporation de Cabimas, estado Zulia, Venezuela. Directora fundadora del Instituto Zuliano de Cultura, Coordinadora de Cultura de la Gobernación del Estado Mérida, estado Mérida, Venezuela. Realizó estudios de Literatura y Biografías infantiles en Europa. Estuvo al frente del departamento de cultura de la Compañía Shell y fue coordinadora de la emblemática revista Shell dedicada a las tradiciones culturales del país. Colaboró para La Religión, Cultura UniversitariaRevista Nacional de CulturaChurum MerúTricolor (1969-70), Revista Petroquito (Pequiven) y Diario Crítica. En 1984 crea la revista infantil El tren de colores (Mérida, 1984-85) editándose 3 números en papel y otro digital.

Radicada en el estado Zulia dentro del contexto del boom petrolero, Carmen Delia Bencomo pertenecía a una familia donde destacaron escritores y artesanos. Desde muy joven empezó a laborar como maestra y luego en tierra zuliana, ingresó al mundo empresarial en la década de los 50 desempeñándose en el área de cultura. Tras la muerte de su primer esposo, continuó trabajando en la compañía Shell y conoció al poeta Alarico Gómez, precursor de la literatura infantil venezolana quien falleció al poco tiempo de su matrimonio con Bencomo. La poeta y escritora luchó en la clandestinidad contra el general Marcos Pérez Jiménez colaborando con Leonardo Ruiz Pineda y Alberto Carnevalli; en ese efusivo momento conoce a un compañero luchador político, el periodista y poeta Luis José García, con quién contrae matrimonio.
En los años venideros Carmen Delia Bencomo continuó profundizando y perfeccionando el lenguaje dedicado a los niños y jóvenes, pasión que compartía con su compañero de vida. A partir de 1960 la autora se convertiría en referencia en las áreas de educación, poesía, narrativa y dramaturgia. Por su solidez, atención y dedicación a la infancia venezolana a través de la cultura, obtuvo los premios: Primer Premio en el Concurso de Cuentos Infantiles auspiciados por el Banco del Libro, con La cigarra niña (Caracas, 1965). Primer Premio de Teatro Infantil por Los papayos (Dirección de Cultura de la UCV, Caracas, 1967); 2do Premio del Concurso de Poesías infantiles del Banco del libro por Cartilla del aire (Caracas, 1970); Primer Premio de Cuentos Infantiles de la Universidad de Carabobo por Un cuento blanco para Mary (1983). 

Su obra literaria comprende: Muñequitos de aserrín(Buenos Aires, 1958), Cocuyos de Cristal (Caracas, 1965), Los luceros cuentan niños(Caracas, 1967), Los papagayos (Capeluz, Caracas, 1968), Diario de una muñeca (novela juvenil – Maracaibo, 1972, Mérida 1984), Los cuentos del colibrí (Consejo de publicaciones de la ULA, Mérida, 1984), Cantaclaro (Caracas, 1997), entre otros. Como poeta es autora de los títulos: Rostro de la soledad (1964) y Con el camino (1986). En 1977 la escritora publica Tiempo de Sombra, novela para adultos inspirada en su vida en los campos petroleros;posteriormente Los Cuentos del Colibrí, 1984 y 33 Minicuentos para dormir ratones, FUNDECEM, 2016, trabajo publicado una vez recuperados sus originales en la población de Bailadores.

La Gobernación del estado Mérida creó el Fondo Editorial Carmen Delia Bencomo y existen innumerables relatos, cuentos, poemas, ensayos, conferencias y biografías de su autoría. La antología Balcones de agua, reúne su poesía entre 1957, 1968 y 1999, dedicada a los niños. Su producción ha sido musicalizada por Enrique Hidalgo, quién además publicó la Antología Mínima de Carmen Delia Bencomo. Tanto la Biblioteca Nacional como el espectro radiofónico venezolano se han encargado de difundir su obra y bibliotecas regionales y premios de literatura honran su memoria con su nombre. Carmen Delia Bencomo muere el 12 de octubre de 2003, en el estado La Guaira, Venezuela.