FILVEN 2024
Del 11 al 21 de julio

Abordaron en Filven 2023 propuestas para dinamizar sector editorial privado y público

Editores y profesionales vinculados a la producción de libros y artes gráficas en el país presentaron durante la Filven 2023 propuestas para fortalecer este sector en el marco de la clausura del Encuentro de Editores que forma parte de las 600 actividades del máximo encuentro con las letras del país, instalado en El Laguito del Círculo Militar de Caracas.

El ministro del Poder Popular para la Cultura, Ernesto Villegas, acompañado de la ministra del Poder Popular para el Comercio Nacional, Dheliz Álvarez, y el viceministro de Fomento para la Economía Cultural y presidente del Centro Nacional del Libro (Cenal), Raúl Cazal, garantizó a los editores presentes en el encuentro la firme voluntad del Gobierno Bolivariano de solucionar trabas del sector y avanzar en el desarrollo de la industria editorial.

“Tenemos instrucciones de avanzar velozmente, sin demora, para eliminar los obstáculos del camino, para una revitalización de la industria editorial y de todo el ecosistema del libro y la lectura en Venezuela (…) Hoy mismo les pido a los que han hecho propuestas, poner en un hoja el resumen de sus expectativas para revisarlas, y tengan la seguridad de que las revisaremos. Hay voluntad de proceder y avanzar lo más rápido”, subrayó el ministro Villegas.

Por su parte, la ministra Álvarez destacó que la cultura como hecho social tiene impacto en la economía nacional, específicamente para la exportación de libros. “La cultura sí agrega valor, sí es un actividad económica, no vista desde la explotación, pero sí genera y produce para el país”, agregó.

Ratificó la disposición de su despacho para revisar cada propuesta en una próxima reunión técnica, en la que se pueda solventar todas las dificultades del sector editorial.

Invitación a participar con respeto

Durante el encuentro con editores, el ministro Ernesto Villegas invitó al sector privado editorial a participar en la producción y distribución de textos escolares correspondientes a la etapa primaria y secundaria de la educación venezolana, siempre y cuando respeten el marco legal venezolano y las políticas culturales y educativas del Estado.

“Vayamos al diálogo, pero con respeto al tema de los contenidos, nosotros tenemos toda la apertura del mundo a escuchar sus planteamientos (…) lo que no puede pasar es que la Revolución Bolivariana haya llegado aquí, se haya cambiado el concepto del 12 de octubre, se haya consagrado como el Día de la Resistencia Indígena, y (todavía) hay textos escolares que sigan llamado el 12 de octubre como Día de la Raza”, reflexionó.

Propuestas de los editores

Attilio Granone, presidente de la Asociación de Industriales de Artes Gráficas de Venezuela, reconoció el apoyo del Estado en condiciones difíciles; sin embargo, solicitó celeridad en planes del sector.

Fausto Romeo, coordinador sectorial de Consecomercio en el sector educación, valoró la importancia de revisar los aranceles en los puertos de los textos importados. “La idea es buscar alguna protección de los textos escolares, no solo para la exportación, y que además se puedan incluir dentro de los planteles de manera oficial”, acotó.

Por su parte, Claudio Bazzaro, de la Asociación de Industriales de Artes Gráficas, enfatizó la necesidad de que exista una sana competencia comercial y la posibilidad de acceder a créditos financieros. Como debilidad del sector, señaló la escasez de papel. “No tenemos una fábrica nacional que produzca papel, toda hoja de papel viene de afuera”, lamentó. Igual ocurre, refirió, con “la tinta y los empaques”.

William Masparrote, también del sector editorial, pidió derogar providencias que no permiten la exportación de libros y materiales físicos bibliográficos.

En su intervención, Rodrigo Benavides, del gremio de fotorreporteros, hizo la propuesta al Estado de establecer alianzas con la industria de artes gráficas para acceder a productos fotográficos importados que resultan costosos.

Articulación conjunta

En su derecho de palabra, Carlos Ortiz, responsable de la editorial Garza Mora, enfatizó la necesidad de articular canales entre el sector privado y público para potenciar el mundo editorial y las artes gráficas en el país. “Tiene que haber una visión de que esta actividad requiere capital y recursos, para crecer”.

Por su parte, Carlos Parra, gerente editorial Galac, celebró la reunión en esta feria porque representa “un esfuerzo muy importante” para apalancar el sector editorial con la producción de obras nacionales. Dijo que un punto importante a valorar es que los recursos del Estado han bajado considerablemente, y por tanto, ha mermado en la inversión del mundo editorial.

En ese contexto, planteó que la industria también debe acostumbrarse a invertir de sus propios recursos con el apoyo fiscal y legal del Gobierno Nacional.

En tanto, Cesar Mosquera, diseñador gráfico, solicitó que se generen políticas públicas dirigidas a los emprendimientos y pequeños profesionales de las artes gráficas, así como también la implementación de planes para la formación.

Para Nelson Carrizo Arciniegas, editor de Tinta, Papel y Vida, este encuentro de editores es valioso porque “estamos construyendo un método. Todas las propuestas son valiosas. Es necesario comenzar a generar un elemento articulador para construir un plan de acción. Hay que darle un impulso al libro en general”, acotó.

Tras finalizar el encuentro, quedó el compromiso de los editores y profesionales de las artes gráficas de resumir sus propuestas en una hoja para que sean entregadas a los Ministros del Poder Popular para la Cultura y para el Comercio Nacional.

FIN/FILVEN/MP/REP